Muchas veces tendemos a pensar que la culpa de que no vendamos en la tienda la tienen una serie de factores externos, lo cual nos hace quedarnos quietos, esperando a que la situación mejore en nuestro entorno. Es cierto, como siempre digo, vivimos una gran crisis que ha provocado una caída del consumo. De hecho sabemos que muchos compañeros han tenido que bajar definitivamente la persiana. Pero ante esta tormenta, pongámonos en acción.

Excusa nº1: «La situación económica es muy mala». Pues si, es una crisis que ha dejado a mucha gente sin trabajo y bajado sueldos de otras personas. Casi todos hemos recortado gastos. Pero la buena noticia es que ¡hay consumidores!: unos comprarán solo lo básico, algunos más productos y otros incluso artículos premium o de lujo, pero están ahí, alrededor de tu tienda. ¡A por ellos!

Excusa nº2 «No tenemos apoyo de las instituciones»: Es verdad, años atrás hemos tenido subvenciones, formación y otras ventajas que se han ido reduciendo. Ahora llega el momento de tomar las riendas y, si no podemos hacer grandes inversiones, empecemos por lo pequeño y lo que solo requiere nuestro trabajo:Usa las redes sociales e internet: para darte a conocer, pero también para conocer a tu cliente.

  • Reorganiza el surtido de tu tienda y adáptalo a los clientes de tu zona
  • Enseña a los clientes eso que mejor sabéis hacer en tu tienda: ese servicio extra, la atención exquisita, reservas de productos, entrega a domicilio, que siempre tienes lo que necesitan…. y por qué no, la mejor de tus sonrisas para ellos.Pasa a la acción con la Doctora Retail

Excusa nº3: «Los clientes creen que vendemos caro» ¿Es así? ¿Vende más caro un pequeño comercio que una gran superficie? En la mayoría de los casos NO. Entonces está en nuestra mano cambiar esa imagen:

  • Localiza los productos que los clientes toman como referencia: esos son los que los consumidores deben percibir como baratos; tendrás que sacrificar el margen es esos artículos.
  • Para el resto plantea una estrategia de precios eficiente, teniendo en cuenta tus beneficios.
  • Comunícate con los clientes: usa carteles, señaliza las ofertas y promociones y mantenles informados. Usa tu página de Facebook no solo para publicar ofertas o promociones, sino también para saber qué les gusta a los clientes y convocarles a tu tienda. Es posible que al principio tengas que invertir algo en publicidad, pero con muy poco dinero y constancia puedes conseguir nuevos clientes.

Excusa nº4: «Los clientes van a las grandes superficies y allí compran de todo». Si, pero ¿acaso en tu barrio o pueblo no hay de todo?

  • Asóciate con los comercios, profesionales y otras empresas vecinas, ¡la unión hace la fuerza!. Cread una gran «marca» que os identifique.
  • Usad campañas de comunicación y de promoción que os beneficien a todos y os hagan más fuertes ante el cliente.
  • Haced ver a los clientes las ventajas de comprar en su barrio o pueblo: sin desplazamientos, buena calidad, servicio personalizado, apoyo a la economía local…

 

¿Qué más ideas se te ocurren? Coméntanos qué se te ocurre que podemos hacer los comerciantes para «ponernos en acción».

Y tú, ¿pones excusas o te pones en acción?.

Y recuerda, siempre que necesites ayuda, cuenta con la Doctora Retail

 

The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Eterna emprendedora y aprendiz, interiorista y experta en marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante ¿Colaboramos?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This