Conocemos por showrooming la práctica de los compradores de ver, tocar e incluso probarse los productos en las tiendas físicas para conocerlos y acabar comprando los mismos mediante el comercio electrónico. Por otra parte, el webrooming es sin embargo la tendencia de los consumidores a informarse sobre los productos a través de internet antes de acercarse al punto de venta a realizar la compra.

Entonces, qué debemos hacer si tenemos una tienda física: combatir el showrooming y saber aprovechar el webrooming

Combatir el showrooming

El showrooming en la tienda

El showroomer busca precio, es por eso que consulta en internet buscando el más barato. Por ello es complicado vencer al showrooming, ya que los costes de una tienda física suelen superar a los de una tienda online. Es evidente que es absurdo tratar de cobrar a los clientes por venir a ver nuestra tienda, ¿quién entraría? Pero si hay una serie de medidas que podemos tomar para hacer que el consumidor acabe comprando en nuestro comercio:

  • Éstate siempre bien informado de los precios de los productos que vendes. Incluso antes de comprar, debes consultar en internet (como tus clientes) qué artículos tienen precios contra los que no puedes competir, qué marcas tienen su propio comercio electrónico y a qué precio venden.
  • Ten presencia en internet: es un escaparate más para tu tienda.
  • ¿Tienes una tienda online? Ofrece un servicio de recogida en tu tienda física. Provocarás que los clientes se acerquen a tu comercio y tendrás la oportunidad de conocerlos y poder venderles algo más.
  • Aporta una gran experiencia de compra: haz que tu tienda les encante, conquista los sentidos de tus clientes. Todo es importante, desde un buen diseño hasta una atención exquisita. Supera las expectativas de las personas que te visitan.
  • Aprovecha las buenas experiencias de tus clientes, haz que las publiquen online. Invita a tus mejores clientes a que publiquen en internet una reseña sobre tu comercio. Si cuentan una gran experiencia a su familia y amigos, ¿por qué no a través de sus redes sociales o de tu web?
  • Enseña al cliente tus «servicios extra». Comunica lo que mejor sabes hacer, lo que te diferencia: arreglos gratis, devoluciones sin compromiso, garantía, reparaciones, envío a domicilio… o cualquier otro servicio que demuestre tu orientación al cliente.
  • Compra al mejor precio para vender al mejor precio. Es fácil de decir, pero complicado de hacer. Puedes unirte con otros comerciantes para negociar el precio con los proveedores o bien para crear vuestra propia marca.

¿Quieres saber más sobre el showrooming? Consulta al experto en comercio Celestino Martínez

Aprovechar el webrooming

El webroomer busca ahorrar tiempo a la hora de comprar. Llega a nuestra tienda habiéndose informado sobre los productos a través de internet.  Por ello es imprescindible que conozcamos en profundidad los artículos que comercializamos. Pero también es muy importante que encuentren nuestra tienda en internet, que tengan muy claro dónde está, cómo llegar y si encontrarán el artículo que andan buscando. Para aprovechar el webrooming debemos:

  • Crea una estrategia de presencia en internet.  Estudia qué tipo de web necesitas, en qué redes sociales estarás presente, si publicarás un blog y qué contenidos pueden atraer a clientes a tu comercio. La publicidad en internet es muy útil y más económica que en otros medios, valora si debes utilizarla.

    El webrooming en la tienda

  • Que tu web sea clara, atractiva, visible y coherente con la imagen de tu tienda física. Piensa cómo buscarán los clientes para aparecer en los resultados de las búsquedas que realicen, es decir, cuida las palabras que utilizas, las imágenes, el diseño, los contenidos y por supuesto, ten un experto en SEO y marketing online que revise periódicamente tu estrategia y la corrija adecuadamente.
  • Ofrece contenido de utilidad en tu blog, porque es una de las mejores formas de que te encuentren potenciales clientes.
  • Interactúa con los consumidores. Puedes usar las redes sociales, invitarles a hacer una reseña sobre tu tienda, usar este canal como medio de atención al cliente, proponer concursos, sorteos y juegos…
  • Usa el email marketing. Es cierto que puedes acabar cansando a tus clientes con los emails, por ello debes buscar el equilibrio, no ser pesado y enviarles información que sea realmente útil. No todos los clientes son iguales ni tienen el mismo interés por tu comercio, así que deberás segmentar tu base de datos para que los correos lleguen con la frecuencia que cada uno de ellos necesita.
  • Integra nuevas tecnologías en tu tienda física. Desde contar con wi-fi para los clientes, hasta integrar catálogos digitales en tabletas o escaparates interactivos, pasando por todas aquellas tecnologías que te permiten medir el comportamiento de los clientes en tu tienda. El webroomer está familiarizado con internet y valorará positivamente que tu comercio también lo esté.

¿Visitan tu tienda «webroomers» y «showroomers»? ¿Aprovechas estas tendencias para vender más?

Doctora Retail también te puede ayudar a plantear estrategias que te ayuden a aprovechar las tendencias de los consumidores ¿Quieres saber cómo? Consúltanos

The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Experta en interiorismo comercial y marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante. Siempre aprendiendo ¿Trabajamos juntos/as?

Tiempo de aprender, de leer, de prepararte

Un buen momento para repensar tu comercio con Doctora Retail: más de 250 posts sobre marketing, diseño, redes sociales, e-commerce, formación y mucho más. Y seguiremos preparando más

Permisos del RGPD

¡Genial! Ya sólo falta que confirmes tu suscripción en el correo que acabamos de enviarte. Revisa tu carpeta de "notificaciones" y/o "promociones". Bienvenido/a al Club de los/as Mejores Comerciantes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This