La inteligencia artificial generativa ha irrumpido con fuerza, prometiendo cambiar las reglas del marketing. Open AI, Google, Microsoft, Meta… están creando y perfeccionando herramientas que ayudan a generar contenidos, textos, vídeos o imágenes. Pero ¿cómo? ¿Será que ya no nosotros/as tenemos que pensar?

Sí, sí, es verdad que hay infinidad de malos usos que se pueden hacer de la IA generativa. Pero esto no es la excusa para mirar hacia otro lado. Porque lo más sorprendente es la velocidad a la que avanza todo y poco a poco la IA será capaz de realizar más tareas. ¿Piensa la IA como tú? ¿Te dejará sin trabajo? Yo también me hago estas preguntas y empiezo a recordar Skynet (y más ciencia ficción de la que asusta). Y mientras tanto pienso en cómo sacar partido a estas nuevas herramientas, en como convertir una supuesta «amenaza» en una gran oportunidad, en un aliado.

¿Pensar? ¡Pues claro! Y así pensando, me he dado cuenta de que las personas tenemos muy buenas cualidades, especialmente para desarrollar en un sector como el retail, tan vinculado a las relaciones, a las emociones. Así que, si te preguntas si la IA ayudar a un/a comerciante como tú, recuerda que la clave está en pensar, en hacerse preguntas, en ser crítico/a, en poner a trabajar nuestra creatividad: en definitiva, en usar la inteligencia natural. Porque de momento la IA necesita tus prompts.

Te dejo pensando 😉