¿Qué es lo que más te preocupa de la gestión de tu tienda? En este artículo repaso algunas de las preocupaciones que me transmiten los comerciantes, especialmente cuando empezamos un nuevo proyecto o en los cursos de formación que suelo impartir habitualmente. Si también son tus preocupaciones, descubre cómo afrontarlas y empezar a ver de forma más clara el futuro de tu comercio.

Los grandes tienen más poder

Es normal preocuparse por lo que hacen las grandes empresas del sector, las cadenas de tiendas más poderosas e incluso algunas franquicias. Tu comercio independiente no dispone de presupuestos millonarios para publicidad, ni de la capacidad de negociación que tienen los grandes compradores.

Como comerciante seguro que te preocupa la competencia de grandes empresas con enormes superficies comerciales

Pero ser pequeño también tiene sus ventajas.

Una de ellas es la velocidad con la que puedes adaptarte a tus clientes. Para una gran empresa cualquier cambio supone una toma de decisiones que pasan por diferentes departamentos, y tras ello un periodo de planificación y de pruebas. Para ser capaz de adaptarte con mayor velocidad tienes que estar muy atento, ser muy observador. Como no puedes estar en todo crea un “sistema de vigilancia” que te permita ser el primero en enterarte: analiza datos, como los que obtienes de tu TPV o de tu sistema de gestión de clientes; conversa con las personas que se encargan de la atención a los clientes, como encargados/as y vendedores/as; monitoriza otras fuentes de datos externas, de tu sector y de tu entorno. ¿Qué está cambiando en mi ciudad o en mi barrio? ¿Cómo son los clientes que compran? ¿Qué piden en la tienda y no tenemos?

La otra ventaja de ser pequeño es lo cercano que resultas para tus clientes. Seguro que muchos de ellos te cuentan sus pequeños problemas o situaciones. Aprovecha todo lo que sabes sobre ellos para estrechar los vínculos de esta relación. Usa tu Marca y hazte importante para ellos: tu misión es facilitarles sus vidas y hacerte imprescindible.

¡No tengo tiempo para todo!

Es uno de los comentarios que más suelo escuchar en las formaciones que imparto. ¿No sientes muchas veces que no te da el tiempo para todo lo que te gustaría hacer en tu tienda? Es normal y además es bueno: está claro que tienes muchos proyectos en la cabeza y que quieres mejorar tu comercio. ¿Cómo afrontar esta preocupación?

En primer lugar usa herramientas que faciliten tu trabajo. Hoy puedes acceder a tu correo electrónico en cualquier lugar, usar calendarios o recordatorios, tener una buena base de datos de clientes o leer noticias de tu sector en cualquier momento. Tienes algunas sugerencias en este artículo sobre herramientas digitales.

Apuesta por un buen software de gestión para tu comercio. Asegurate de que tu software te da acceso a informes de ventas por categorías, por días u horas, sobre la evolución del ticket medio… Cuanto más fácilmente accedas a la información será más fácil analizarla.

Muchos comerciantes están preocupados por no tener tiempo suficiente

Asigna responsabilidades y reparte tareas. Divide las tareas en áreas estratégicas para tu comercio: la atención al cliente, las compras y relación con proveedores, la contabilidad e impuestos, el orden y limpieza en la tienda, la comunicación en el punto de venta, la comunicación en internet… Si estás solo/a puedes externalizar algunos trabajos: escaparatismo y visual merchandising, gestión de redes sociales, contabilidad o fiscalidad… Si sois un equipo es el momento de repartir las tareas y responsabilidades. Asigna cada área a una persona y encargate de coordinar y recoger información de cada persona responsable.

Estoy reduciendo demasiado mis márgenes

La competencia puede ser feroz en muchos sectores del comercio. Ya no es sólo la tienda que está cerca o el centro comercial: son los gigantes del ecommerce. Por eso es posible que hayas optado por reducir tus márgenes de tal forma que la viabilidad de tu negocio esté en peligro.

Es el momento de revisar tu modelo de negocio: ¿cuáles son los costes que más te preocupan y cómo reducirlos si es posible? ¿Cómo elegir nuevos proveedores? ¿Qué es lo que valoran más mis clientes? ¿Cómo elegir mejor a mis proveedores? ¿Puedo establecer alianzas con otros negocios que me ayuden a ser más competitivo en mi tienda?

Lo más importante para formular un modelo de negocio viable es el valor que aportas a tus clientes y para aportar valor, nada mejor que un buen conocimiento de quiénes son tus clientes. Un cliente pagará más por un producto o servicio valioso, que le aporte la solución que necesita.

Además de revisar el surtido de productos y servicios, invierte en tu marca y en el aspecto interior y exterior de tu tienda: lo que tu tienda cuenta a tus clientes es fundamental cuando se hacen una idea de la relación entre el producto o servicio y el precio que están dispuestos a pagar.

El dichoso showrooming

Si, hay muchas personas que visitan tiendas y prueban productos para terminar comprándolos en internet. Seguro que has detectado a este tipo de compradores cuando visitan tu tienda.

Debes revisar con regularidad en tiendas online para encontrar productos iguales o similares a los que vendes en tu tienda y sus precios. Como en el punto anterior puede ser el momento de revisar el surtido, buscando aquellos productos en los que poder competir con un precio similar al de una tienda online.

Plantea añadir servicios a los productos que vendes, aportando así más valor a tus clientes: servicios postventa, personalización, cursos para usar los productos o sacarles más partido… Te puede interesar este post sobre “¿Qué vendes, productos o servicios?“. Además, integra elementos del ecommerce en tu tienda: “Si no lo tenemos ahora, lo pedimos y te lo entregamos en casa”, “No cargues con tu paquete, si quieres te lo llevamos a casa”

A los comerciantes independientes les preocupa el showrooming

Casi todos vamos integrando internet en nuestros procesos de compra: buscar una marca, un producto, comparar precios… pero también buscar tiendas a nuestro alrededor donde comprar. Aprovecha esta tendencia adecuando la presencia de tu comercio en internet a la forma de comprar de tus clientes. Descubre cómo buscan y hazte visible: sé omnicanal. Recuerda que muchas empresas que nacieron como comercios puramente online están abriendo tiendas “físicas”, como una forma de estrechar vínculos con sus clientes.

¿Estoy usando bien las herramientas online?

Tu sitio web, tus redes sociales o la publicidad en diferentes medios digitales son herramientas muy poderosas, pero también pueden convertirse en una pérdida de tiempo y dinero si se usan mal.

Si no sabes cómo sacar más partido a tu web, cómo poner un anuncio en Facebook que atraiga personas a tu tienda o cómo hacer crecer tu comunidad en Instagram puedes tomar dos caminos. Uno de ellos es la formación: descubre pequeños trucos para sacar más partido a internet en cursos presenciales o tutoriales. El otro es subcontratar o externalizar la gestión de estas herramientas, confiando en una empresa que las conozca y las maneje por tí. Si optas por esta opción asegúrate de que lo que cuentas en internet sea coherente con la comunicación en tu tienda: la atención al clientes, folletos, señalización interior y rótulos, etc. De nada sirve dar una imagen en internet que decepcione o confunda al cliente que llega a la tienda.

Y a tí, ¿qué te preocupa en tu tienda?

Foto portada de Jad Limcaco en Unsplash

The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Eterna emprendedora y aprendiz, interiorista y experta en marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante ¿Colaboramos?