Si tienes una tienda es posible que estés pensando en lanzarte al ecommerce. Las cifras te invitan tener tu propia tienda online: tanto desde el Observatorio Ecommerce (el negocio online) como desde Cetelem (el consumidor online) el balance de los últimos años es de crecimiento y para este año las cifras seguirán creciendo. Pero por otra parte, si lo miramos bien vemos que:

  • Los grandes gigantes siguen concentrando altos porcentajes de las ventas online (Amazon, Fnac, El Corte Inglés…)
  • Tus competidores ya no están en tu barrio o tu ciudad, sino en todo el mundo
  • Una tienda online requiere que te formes y adquieras nuevos conocimientos: cómo es el proceso de compra online, cómo posicionar mi nueva web en los buscadores, cómo seleccionar una empresa de envíos, a qué precio debo vender en mi tienda online…

No queremos desanimarte, es más, son muchas las razones por las que deberías tener tu propia tienda online, como por ejemplo:

  • Puedes ampliar tu mercado potencial, es decir, vender a personas que no están cerca de tu tienda o que nunca pasarían por ella
  • Crearás un nuevo canal a través del que tus clientes actuales puedan comprar cómodamente desde su casa o su oficina, cuando no puedan (o no quieran) acudir a tu tienda

Para hacerlo bien, evita cometer los errores por los que otras tiendas ya han pasado. ¿Qué errores son éstos?

Error 1: Pensar que una tienda online vende sola

Como cualquier otro negocio una tienda online requiere dedicación y trabajo. No creas que por estar abierta las 24 horas del día va a vender sola. En primer lugar debes planificar muy bien qué vas a vender y cómo lo vas a hacer. Una vez que tu tienda está en funcionamiento necesitarás:

  • Estar pendiente de la entrada de pedidos, prepararlos y enviarlos
  • Atender a las consultas y reclamaciones de los usuarios
  • Analizar los resultados de visitas, búsquedas, suscriptores, carritos abandonados, ventas, etc, para mejorar el funcionammiento y la rentabilidad
  • Cambiar el “escaparate” de tu web, es decir, la portada, al igual que cambias el de tu comercio
  • Invertir en marketing para que tu web se conozca y visite, exactamente igual que cuando abriste tu tienda

Error 2: No tener un plan de negocio

Realiza un plan de negocio para tu tienda onlineAntes de lanzar tu tienda online haz un plan de negocio. Si no lo tienes vas a ciegas, no sabes si el ecommerce es rentable o no. Como en todo plan debe haber una previsión de ventas y de gastos. En cuanto a los gastos algunos de ellos están asociados a la tienda como la inversión inicial en diseño y programación, la publicidad, el posicionamiento SEO, el email marketing… Otros gastos están asociados a cada venta, como el packaging o el envío. Controla en todo momento si tus ventas se ajustan a tus previsiones y si tu ecommerce es o no rentable.

Otro de los aspectos que debes controlar es cómo influye tu nueva tienda online en las ventas de tu tienda física.

Error 3: No dar importancia al diseño

Al igual que tu tienda física, el diseño es uno de los principales atractivos para tu cliente. Cuando un usuario llega a tu tienda online tienes unos segundos para captar su atención y que siga navegando; si no lo haces bien, se marchará a otra web. Además, un diseño pobre o que no sea coherente con el de tu tienda puede incluso hacer que pierdas clientes.

Prestashop o Woocommerce son buenas plataformas para comenzar con tu tienda online, y son gratuitas. Esto no quiere decir que no requieran de un buen diseño para que todo quede a la medida de tu tienda.

Error 4: Pensar que cualquier fotografía de producto es válida

En la web no puedes hablar a tu cliente, la persona que navega por tu web solo tiene lo que ve y lo que lee. Primero mira, después, si le interesa, lee. Invertir en buenas fotografías profesionales es fundamental para generar interés y dar una visión lo más atractiva posible (y real, por supuesto) del producto y de tu tienda.

Error 5: No trabajar en la experiencia de compra

Una mala experiencia de compra online viene cuando tus clientes no encuentran lo que busca, cuando tienen que dar demasiados pasos hasta encontrarlo o cuando hay demasiados clicks para encontrar la acción que desea hacer. Una vez que tengas montada la web con tu tienda online hazla pasar por un periodo de pruebas, en el que algunos de tus clientes hagan de “conjillos de indias”, probando el recorrido desde el inicio hasta la finalización de la compra. Añade siempre formas en las que los usuarios puedan “guardar para después” los artículos que le gustan: compartir en redes sociales, añadir a “Pinterest”, listas de deseos, enviar por email… Además es imprescindible que:

  • Tu tienda online se pueda ver desde cualquier dispositivo móvil, y que la navegación sea cómoda, desde las búsquedas hasta la compra
  • Toda la información sobre tu negocio sea visible y genere confianza: tu dirección, formas de contacto, sellos de confianza, formas de pago…
  • Facilitar las búsquedas internas a través de los filtros, las categorías o las descripciones de producto
  • Cuidar la velocidad de carga, en especial de las fotos

Error 6: Redactar textos que no venden

Después del diseño y la fotografía de tu sitio web, el usuario prestará atención a tus textos. Desde el primer momento debes generar confianza y dejar claro que en tu sitio web se puede comprar: ten un escaparate atractivo, invita a navegar en el catálogo, sé claro con los gastos de envío desde el principio, redacta textos comerciales… No hables demasiado de ti y de tu comercio, el cliente quiere saber cómo le ayudas o qué ventajas obtiene cuando te compra. En las descripciones no te limites a copiar las de tu proveedor, usa descripciones de producto cortas y atractivas, porque tus productos también deben poder ser encontrados desde el “exterior” de la web, es decir, en los buscadores.

Error 7: No poner atención al proceso de check out

Errores que puedes cometer al lanzarte al ecommerceEl momento del pago debe ser cuidado especialmente, si hay dudas o sorpresas el posible comprador abandonará el carrito. ¿Cuándo me llegará el pedido? ¿Podré hacer un seguimiento? ¿Por qué me entero ahora de que hay gastos de envío u otros gastos que no había tenido en cuenta? ¿Por qué tengo que registrarme antes de saber cuánto me costará el envío o cuando llegará mi pedido?

Evita el registro previo para comprar y simplifica los pasos del proceso de check out. Indica previamente el coste de los envíos o las formas de pago disponibles en tu tienda online.

Error 8: Descuidar la atención al cliente

Saber que hay personas detrás de tu tienda online es importante para tus clientes, para que puedas ganar su confianza y compensar la “frialdad” del entorno online. Indica siempre en tu web cuál es el horario de atención al cliente y proporciona varias formas para que puedan enviarte su consulta o duda: un chat, un email un teléfono, en redes sociales… Contesta a las dudas de tus cliente enseguida, en un ecommerce el cliente busca agilidad e inmediatez.

Error 9: No aprovechar la omnicanalidad

Este es un artículo especial para ti, que ya tienes un tienda, conoces bien el comercio y sabes cómo vender, y quieres lanzarte o te has lanzado ya al negocio digital. Aprovechar las conexiones entre tu tienda física y tu tienda online es fundamental, ya que los actuales clientes de tu comercio pueden ser tus primeros y más importantes “clientes online”

  • Invita a los clientes de tu tienda a que compren en tu nueva tienda online, a que exploren las novedades, a que reciban tus correos con ofertas o promociones.
  • Incorpora siempre como método de envío la “recogida en tienda”, que además de ser gratuita para tu cliente genera tráfico a tu comercio y por lo tanto la posibilidad de una nueva venta. El hecho de disponer de un comercio te da la facilidad de ofrecer otros servicios como “devoluciones gratuitas en tienda”
  • Crea promociones exclusivas online o exclusivas en tienda, para que los clientes estén siempre en contacto con tu comercio
  • Gestiona tu stock de forma conjunta, de tal forma que tanto en la tienda online como en la física dispongas siempre de las existencias actualizadas de tu almacén
  • Controla qué clientes lo son exclusivamante a través de tu tienda física, cuáles lo son de tu tienda online y cuáles compran indistintamente en una u otra. ¿Cómo puedes hacer que tu tienda online sirva para aumentar tus ventas en todos lo canales?
Lanzarte al ecommerce puede ser una gran idea si empiezas bien, cuentas con un buen asesoramiento y cometes los mínimos errores. Y tu, ¿tienes ya tu tienda online? ¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Qué has hecho para subsanarlos? Nos encantaría “escuchar” tu experiencia en los comentarios.
[ninja-inline ID=2704]
The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Eterna emprendedora y aprendiz, interiorista y experta en marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante ¿Colaboramos?