Hace tiempo que venimos oyendo que el 70% de las decisiones de compra se toman en el punto de venta. Conseguir ventas de las personas que visitan nuestro comercio, depende en gran medida de nuestra capacidad para superar las expectativas del cliente.

Atraer a los clientes al punto de venta

Está claro que el paso previo a poder realizar una venta, es que el cliente visite mi tienda. Para ello hay que desplegar toda nuestra estrategia de comunicación. Desde la publicidad, hasta la web y las redes sociales, pasando por el diseño de nuestra tienda. Por supuesto esta comunicación debe ser bien dirigida a nuestros clientes potenciales y coherente en los diferentes medios: escaparate, tienda, internet

Además, debemos mantener una buena relación con nuestros clientes actuales con una buena estrategia de fidelización. Recuerda que es mucho más costoso atraer a un nuevo cliente que a uno que ya te conoce.

Así como en una tienda online es fundamental atraer tráfico a nuestra web de e-commerce, lo mismo ocurre en nuestra tienda “física”, sin personas que la visiten difícilmente habrá ventas. Sistemas como CLICUA, nos permiten “premiar” las visitas al punto de venta, además de ser eficiente como programa de fidelización y gestión de promociones

Experiencia de compra y valor que percibe el cliente

Bien, ahora que hemos conseguido tráfico a nuestro comercio, llega el momento de seducir al cliente ¿cómo?

  • Con el producto: la elección de un surtido apropiado es la base de la estrategia en nuestra tienda. Debemos estar atentos al precio, es decir, a poder mantener buenos precios con respecto a los competidores; también es importante la profundidad de dicho surtido, es decir entre cuántas opciones puede elegir el cliente de un producto determinado.
  • Con el ambiente: no solo el diseño del punto de venta debe agradar y seducir al cliente, sino también el hecho de que seamos capaces de hacerle sentir un ambiente de marca: por un lado despertando sus sentidos y por otro, haciendo que ocurran cosas en nuestro comercio: pequeños eventos, presentaciones, catas, charlas, desfiles…
  • Con la atención: una sonrisa es tu mejor aliado. Ante todo fuera prejucios, cualquier persona que entra en nuestra tienda puede comprar, incluso un agente comercial o un repartidor. Cada cliente requerirá un tipo de atención diferente: desde los que disfrutan siendo atendidos a los que les gusta mirar sin ser molestados. Tu intuición como vendedor te dirá lo que quiere cada uno. El cliente de hoy tiene mucha información, así que procura estar igual de informado y si no lo estás reconócelo. Eso si, evita siempre discusiones, colas, o problemas al pagar (“no encuentro esta referencia” o “no te puedo hacer una factura” o …). Y para mejorar la experiencia, estudia nuevas formas de integración del online en el espacio de tu tienda física. Si consigues superar las expectativas de tu cliente, has conseguido su fidelidad.

Precisamente cuando hablamos del valor percibido por el cliente, estamos hablando de la diferencia entre sus expectativas (lo que esperaba antes de visitar tu punto de venta) y la experiencia que ha vivido. Como clientes somos cada vez más exigentes, así nuestras expectativas son altas.

[ninja-inline ID=2704]

El análisis

No solo debemos controlar la evolución de las ventas, sino también la satisfacción de los clientes y nuestra capacidad para fidelizar y/o para hacer nuevos clientes, en función de nuestros objetivos.

The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Eterna emprendedora y aprendiz, interiorista y experta en marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante ¿Colaboramos?