Ya hemos hablado de la gestión de los precios en el comercio pero llegan las rebajas y es el momento de vender los restos que han quedado de productos de temporada. Es lo normal en las tiendas de moda, complementos, decoración….
Pero no todos los sectores del comercio venden artículos de temporada y no siempre las rebajas llegan en el momento oportuno. Tanto para el periodo de rebajas como para ofertas, promociones y liquidaciones, es muy importante conocer las diferencias, conocer el coste, planificar y ser siempre honesto con tu cliente.
¿Qué diferencia hay entre las rebajas, las promociones, ofertas o liquidaciones?

Rótulo de rebajas

REBAJAS: Es el periodo en el que vendemos nuestras existencias de la temporada que termina a precios más bajos:

  • Para ser honestos con nuestros clientes la mercancía de rebajas debe de ser la misma que teníamos antes de empezar el periodo. Los consumidores se dan cuenta cuando las tiendas exponen artículos especialmente preparados para las rebajas, que antes no estaban en la tienda.
  • Debemos conocer el coste de las rebajas cuando hacemos las compras de la temporada, es decir, qué porcentaje de los artículos de temporada tenemos previsto que se vendan en rebajas y a cuál es el margen que ganaremos en esta venta.
  • Planifica los periodos en los que tendrás “rebajas”, acuérdalos con tu asociación y consulta las leyes que afectan a estos periodos.
Rótulo de ofertas
OFERTAS: Consisten en poner a la venta un producto rebajado de precio.
Puedes poner uno o varios artículos con un precio de oferta, bien porque quieres atraer la atención de tus clientes, porque tienes más existencias de las que deberías, porque ha dejado de fabricarse, porque está próximo a caducar….
Rótulo de promoción

PROMOCIÓN: Puede tener diferentes objetivos y realizarse de diversas formas. En marketing consideramos la promoción como una herramienta de comunicación, que sirve para dar a conocer nuestro negocio o nuestros productos. Considero que usar bien las promociones es mucho más eficaz que hacer ofertas sin objetivo ni planificación. Diferentes objetivos pueden conseguirse con diversos tipos de promociones.

  • Algunos objetivos pueden ser: dar a conocer un nuevo producto, captar clientes, fidelizar clientes existentes, aumentar el gasto por compra, aumentar las ventas…
  • Algunos tipos de promoción que puedes hacer en tu comercio: regalos por compra, sorteos, concursos, descuentos por determinada compra o importe, cupones de descuento, producto adicional (2×1 ó 3×2) …. y todas las que se nos ocurran.
  • Planifica las promociones que quieres hacer durante el año/semestre y calcula el coste que tienen para tu negocio (además del margen ten en cuenta la cartelería, la publicidad, etc)
  • Recuerda siempre que las promociones deben tener un carácter excepcional, o sea, duran un tiempo determinado. Si atiborramos a los clientes con promociones sólo vendrán cuando hay alguna.
  • Informa claramente a los clientes en tu publicidad o carteles de qué productos son los que están en promoción, durante qué periodo y otras condiciones.
Rótulo de liquidación

LIQUIDACIÓN: Consiste en realizar una venta excepcional con el fin de extinguir las existencias de algunos  o todos los productos. Esta venta puede estar motivada por cese de la actividad (liquidación por cierre, liquidación por jubilación..) por una reforma , por cambio de actividad, por traslado…

Ahora que conoces las diferencias, piensa en los objetivos y en tus clientes y después, aplica cada una de estas estrategias cuando se adapte a lo que necesita tu negocio. Y recuerda que abusar de ofertas o promociones puede darte resultado a corto plazo pero también puede acabar con tu negocio a medio/largo plazo.

¡Que vendas mucho esta semana!

Si te ha gustado este artículo, seguro que también te interesa:
The following two tabs change content below.
Amante del comercio independiente y el impulso a las economías locales y rurales. Eterna emprendedora y aprendiz, interiorista y experta en marketing en el punto de venta. Formadora y conferenciante ¿Colaboramos?